La Federación Provida pide que no se desenfoque el debate sobre el aborto ni se olvide que hablamos de vidas humanas

 Lo hace después de que Rajoy haya asegurado, en la Sesión de Control, que el anteproyecto de ley presenta “puntos controvertidos”

Efectivamente el anteproyecto tiene puntos controvertidos pues no asegura la vida de todos en toda circunstancia y la mejora debería venir en ese sentido.

 

Esperamos que se mejore lo más posible en el trámite parlamentario, y que no se pierda de vista que no estamos hablando de tener contento o no a un sector determinado (aunque el PP tiene una deuda pendiente con sus votantes en este tema), sino de eliminar de nuestras leyes la normalización de un procedimiento antinatural que destruye la vida del hijo y daña profundamente a la mujer. No debe desenfocarse el debate, ni caer en el juego de quienes pretenden imponer su particular visión de la libertad y del progreso. Es hora de romper tópicos y luchar juntos contra la barbarie de un acto impropio de sociedades civilizadas.

Distingamos la demagogia de la verdad y del bien deseable para todos: el deber del Estado de atender a los nacidos no le da autoridad para eliminar a los no nacidos, como algunas voces interesadas defienden. Proteger a las mujeres de la violencia, por coherencia, es evitarles también la violencia del aborto y no engañarlas presentándoselo como un derecho y como algo inocuo y sin consecuencias. Pensar en la mujer es no presentarle al hijo como si no lo fuera o como si fuera un enemigo.

  • Existe una salida

    Sigue con tu embarazo